Boda. Raul y Cristine decidieron  casase en Torrevieja, en un entormo muy del mar. La ceremonia fue en los jardines del hotel donde se alojo la familia de Critine, venian de Alemania. No falto el castillo de fuegos artificiales, tan de esta tierra, y una velada a la brisa del mar.

Para las fotos de la postboda optarón por Valencia.Pues Raul y Cristine tienen alli su residencia  y que mejor sitio para tomar las fotos de esta post boda que en el «Palau de les Arts i Ciencies de Valencia». Un lugar donde la arquitectura es inconfundible y reconocible por todo el mundo, con su «trencadis» tipico de la comunidad Valenciana.